NUEVO DEPÓSITO DE OBRAS Y MUDANZA DE LA COLECCIÓN del Instituto de Cultura Puertorriqueña - Instituto de Cultura Puertorriqueña

NUEVO DEPÓSITO DE OBRAS Y MUDANZA DE LA COLECCIÓN del Instituto de Cultura Puertorriqueña

Deposito-1La Unidad de Colecciones del Instituto de Cultura Puertorriqueña se encuentra en un intenso proceso de mudanza, donde se están trasladando las colecciones a un nuevo depósito con lo más avanzado en las tecnologías de almacenaje de alta densidad, tecnologías de prevención de incendios, seguridad y control climático.


Las obras de la colección que actualmente no están expuestas en nuestros museos o en préstamos a otras instituciones (MAPR, Fortaleza, Museo UPR, etc,), se encuentran almacenadas en el depósito en el Antiguo Arsenal de la Marina Española. Dicho depósito se ha quedado pequeño para las colecciones, además de estar en un área que necesita restauración arquitectónica, está contigua y al mismo nivel del mar, y por ende es susceptible a inundaciones.

Según explicó la directora del Programa de Artes Plásticas y Colecciones del ICP, Marilú Purcell, “cuando llegamos al ICP en el 2009, encontramos que el depósito en el Arsenal no cuenta con la capacidad para el acopio adecuado de la colección y se encontraba en malas condiciones. El mayor peligro lo representan varias vigas en el techo que se encuentran deterioradas y que presentan riesgo de colapso”.


Otra factor que es importante considerar, son las continuas fallas del sistema eléctrico en el área de la Puntilla y los cambios de voltaje que afectan el funcionamiento de los acondicionadores de aire y otros equipos de control climático al interior de los espacios. El depósito en el Arsenal cuenta con 4,250 pies cuadrados de espacio de almacenamiento, mientras la nueva área con su nueva redistribución cuenta con 6,500 pies cuadrados.


Purcell indicó que antes de llevar a cabo la mudanzade las obras de arte y objetos históricos que componen la Colección Nacional, se tomó en cuenta que la colección se subdivide en varias categorías entre las que destacamos cinco, que por su delicadeza y susceptibilidad a los cambios climáticos y factores de deterioro exigen que su manejo las proteja de las vibraciones, las plagas, el hacinamiento y las exposiciones ambientales innecesarias. Por ejemplo:

  • La colección de Muebles y Objetos (CMO) incluye: mesas, sillas, mecedoras y butacas pero no se limita a estos elementos. Su amplio espectro reúne lámparas, altares, modelos de barcos de vela, maquetas de edificios históricos, muñecas de porcelana, instrumentos quirúrgicos, vajillas, conjuntos de cubiertos, máquinas de coser, herramientas de carpintería, etc.
  • La Colección de Pintura y Escultura (CPE) agrupa pinturas al óleo y acrílico, y esculturas hechas en madera, piedra, metal y yeso. Esta colección es un conglomerado de artistas, periodos y técnicas. También incluye instalaciones, mosaicos y vitrales.
  • La Colección de Obra Sobre Papel (COP) incluye obras únicas (bocetos, acuarelas, dibujos a lápiz y a tinta, etc.), grabados y carteles. Su soporte las hace frágiles por lo que necesitan un manejo delicado y un almacenaje especial que las proteja de la humedad, hongos, etc.
  • La Colección de Imaginería Popular (Talla de Santos – CTS) reúne piezas de culto religioso doméstico: Nacimiento, Reyes Magos, Virgen del Carmen, Virgen de Monserrate, etc.
  • La Colección de Artefactos Militares (CAM) incluye armas blancas (espadas, espadines, puñales, etc.), armas de fuego (rifles, pistolas, cañones, etc.), municiones, armaduras, uniformes, botones de uniformes, etc.


El nuevo depósito de obras lleva dos años bajo un intenso proceso de habilitación para alcanzar las condiciones óptimas para recibir las colecciones. Los procesos de remodelación no solo se han limitado a las mejoras a las estructuras físicas del edificio, si no que comprenden las reparaciones al generador de emergencia, la identificación e instalación de un sistema “inteligente” de alta densidad para el almacenaje y conservación de las obras, la instalación de un sistema de control climático, un sistema de supresión de incendio con gases y otro de seguridad con cámaras digitales, sensores de movimiento, combinado con alarmas de aislamiento, imanes en las puertas y láseres.


La Colección Nacional de Arte es monumental y de gran riqueza, pero sobretodo es variada y heterogénea. Las necesidades de almacenaje y las medidas de seguridad requeridas para esta colección son sumamente especializadas y hemos tenido que incorporar la tecnología y los materiales adecuados de manera eficiente para garantizar la conservación preventiva y la seguridad del patrimonio.


El Instituto de Cultura Puertorriqueña ha invertido miles de dólares en la habilitación del espacio para convertirlo en el depósito que requieren las obras de arte que el ICP ha acuñado desde su creación en el año 1955. No se ha escatimado en esfuerzos para brindarle un hogar adecuado, que respete y tome en cuenta las particularidades de una colección de arte tan extensa y tan compleja como la nuestra.


Fases del Proyecto


En primer lugar se estudió en conjunto con el equipo de la Unidad de Colecciones, cuales son las necesidades y especificaciones que un nuevo depósito requería. Se analizó cada una de las colecciones: Papel, Santos, Artes Militares, Pintura, Muebles y Esculturas. Cada colección requiere un tratamiento específico de temperatura y control de humedad para su conservación. Con esto en mente, se creo un plano de distribución de espacio para alojar cada colección. Se creó un memorial explicativo de las condiciones climáticas que cada espacio requería y se procedió a convocar una subasta pública para construcción del mismo. Luego de demoler las divisiones existentes y crear nuevas divisiones se instaló tanto el sistema de seguridad (alarmas, cámaras y laseres), como el sistema climático especializado.


Paralelamente y siempre en colaboración con la Unidad de Colecciones, se comenzó a investigar sobre un sistema nuevo de almacenamiento para las obras. Los sistemas ubicados en el Arsenal eran anticuados y al ser de madera corrían riesgo de infecciones. Por tanto se investigó un sistema de alta densidad, anticorrosivo con capacidad de flexibilidad para cada colección y su crecimiento futuro.


Se diseño una distribución de los muebles y se contrató a la compañía Qubiqa. Esta compañía de manejo local se ha especializado en depósitos de museos y tiene experiencia en varios proyectos como: El Museo de Arte de Ponce y Universidad del Turabo entre otros. Actualmente se está instalando dicho sistema de alta densidad y se espera que los trabajos terminen para finales de abril.


“Estamos sumamente contentos de ver como ha progresado el proyecto cuya última fase será mudar la colección completa. Este proceso ya comenzó con la mudanza de muebles, objetos militares y santos de palo a los nuevos espacios disponibles. No obstante restan los elementos más delicados como pintura y papel. Una vez terminado el proyecto del nuevo depósito, el Instituto de Cultura tendrá sus obras bajo una protección óptima en un depósito de primera calidad que tanto merece la colección. Los embalajes y traslados de obras están bajo la responsabilidad del Sr. Eddie Figueroa (conservador contratado por ICP) y su equipo de trabajo, mientras son directamente supervisados por Carmen Torres, Laura Quinoñes, Ángel Cruz y Maribel Torres de la Unidad de Colecciones.

Deposito-2    Deposito-3   Deposito-4